11 febrero, 2007

Los jardines de la locura

Una vez más paseaba por aquellos jardines, rayos de sol se colaban entre las hojas de los árboles y el aire acariciaba los rostros, era paradógico que trás los muros de un psiquiátrico hubiese encontrado la paz, la idea del suicidio ya no era un opción para él desde el otoño pasado, ahora su tiempo se acababa, estaba a falta de una semana para ser expulsado al exterior, a la vida normal. El personal del centro tenía tanta confianza en su recuperación emocional que todas las mañanas le dejaban leer el periódico de noticias. Como siempre, accedió directamente a la sección de sucesos, quedó perplejo, el Dr.Bramonte, el mismo hombre que le trató y envió a aquel lugar, había asesinado a su exmujer a pesar de la orden de alejamiento que llevaba cumpliendo desde hacía años, "nunca superó la separación" -declaraba un amigo a la prensa- "estaba obsesionado, sobretodo desde que su exmujer había comenzado otra relación sentimental, los celos le enfermaron, los celos le hicieron perder la razón." -sentenciaba- la sombra de un amor acabó en veintidos puñaladas. Ahora el Dr.Bramonte dormía en el interior de una caja de pino, parece ser que después de la carnicería, aprovechando los altos niveles de adrenalina del momento, saltó al vacío desde un sexto piso, tal vez con la intención de sellar sus oídos para siempre... Trás leer la noticia quedó pensativo mirando a la nada, conocía la mente suicida, más aún cuando él había intentado suicidarse precisamente por un desamor que le tuvo sumergido en la locura, pero no lograba comprender el por qué de asesinar antes del suicidio a la persona que supuestamente se ama, con el agravante de que quien había cometido el crimen era un respetadísimo doctor en psiquiatría. Nunca se sabe más sobre alguien que sobre uno mismo -pensó-. Cerró el periódico y siguió paseando por los jardines, iba a echarlos de menos, sabía lo que le esperaba fuera.

Etiquetas: ,

ENTRADA CON 1 COMENTARIOS

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger Monocrome dice lo siguiente:

cierto, pero... debe también haber una sinceridad sobre uno mismo y también, me atrevería a decir, debe haber un modelo a seguir. Eso sí, creo que nadie puede escapar a un desequilibrio. Ni el paciente,ni el doctor. Tampoco el maestro y el pupilo. ¿No crees?

lunes, febrero 26, 2007 2:45:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________

NORMAS PARA PUBLICAR COMENTARIOS:

Tu comentario tiene que estar relacionado con la entrada.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
No tiene que contener avisos publicitarios o enlaces hacia otros sitios con fines comerciales.

El comentario que incumpla alguna de las anteriores normas podrá ser eliminado.

Publicar un comentario

<< Pulsa aquí para ir a la página principal del blog (también puedes hacerlo pulsando en el título del mismo).

____________________________________________________________________________________________________________________