01 febrero, 2008

Pasteles de bebé


Hace unos años todos los animales se fueron. Nos despertamos una mañana y ya no estaban allí. Ni siquiera nos dejaron una nota o nos dijeron adiós. Nunca acabamos de entender a dónde se habían ido. Los echábamos de menos.

Algunos pensamos que el mundo se había acabado, pero no era así. Sencillamente, no había más animales. Ni gatos ni conejos, ni perros ni ballenas, ni peces en los mares, ni aves en los cielos. Estábamos completamente solos. No sabíamos qué hacer.

Vagamos perdidos un tiempo y entonces alguien señaló que, sólo porque ya no había animales, no teníamos por qué cambiar nuestras vidas. No teníamos por qué cambiar nuestras dietas o dejar de poner a prueba productos que podrían hacernos daño. Después de todo, aún quedaban los bebes.

Los bebés no saben hablar. Apenas se pueden mover. Un bebé no es una criatura racional y pensante. Hicimos bebés. Y los usamos. Algunos nos los comimos. La carne de bebé es tierna y suculenta. Los despellejamos y nos decoramos con su piel. El cuero de bebé es suave y cómodo. Con otros hicimos pruebas. Les sujetamos los ojos abiertos con cinta adhesiva y vertimos detergentes y champús dentro, de gota en gota. Los cubrimos de cicatrices y los escaldamos. Los quemamos. Los sujetamos con abrazaderas y colocamos electrodos en sus cerebros. Hicimos injertos y los congelamos e irradiamos. Los bebés respiraban nuestro humo y en sus venas corrían nuestras medicinas y drogas, hasta que dejaban de respirar o hasta que la sangre les dejaba de correr. Fue duro, desde luego, pero era necesario. Nadie podía negarlo. Si habían desaparecido los animales, ¿qué otra cosa podíamos hacer?

Algunas personas se quejaron, por supuesto. Pero la verdad es que siempre lo hacen. Así que todo volvió a la normalidad. Pero... Ayer, todos los bebés habían desaparecido. No sabemos adónde se fueron. Ni siquiera los vimos marcharse. No sabemos qué vamos a hacer sin ellos. Pero ya se nos ocurrirá algo. Los seres humanos son listos. Es lo que nos hace superiores a los animales y a los bebés.

Ya encontraremos una solución.

Autor: Neil Gaiman - Humo y espejos (Smoke and Mirrors)
(pinchando en la imagen se accede a una versión comic en inglés)

Etiquetas: , ,

ENTRADA CON 4 COMENTARIOS

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger Mariana dice lo siguiente:

¡Me encantó este texto! Estoy por pinchar la imagen y ver lo del comic. Así de sencillo es. Así se ha hecho desde hace cientos de años... y siempre lo justifican... ¿no? Así que ¿por qué no comer bebés? Sólo tomamos sus argumentos ¡y listo!

¡Saludos!

Me encanta el blog.

P.D. En unas horas tendremos valla antitauromaquia acá en México D.F. y estoy muy emocionada porque las acciones aunque sean pocas siempre encuentran algún lugar para hacer eco.

domingo, febrero 03, 2008 11:38:00 a. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger Irantzu dice lo siguiente:

Hola!
Quizás no me lo creas, o tal vez sí, pero en mi afán de hacer siempre una extrapolación para expresar mis ideas, se me había ocurrido hace tiempo que un bebé es como un animalito, y que si la gente justifica comerse a estos últimos no debería parecerle mal comerse a los primeros. Pero les parece.
Y no hablo de la gente que come animales por costumbre sin haberse nunca parado a cuestionarse. Hablo de los que defienden el consumo de animales y dan mil razones para seguir matandolos y comiendolos, y lo argumentan en cosas como esa: no piensan, no hablan...
Porque ¡ay, si las vacas de pronto hablaran! A ver como nos sentiríamos...

jueves, febrero 07, 2008 8:14:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Anonymous flex dice lo siguiente:

Hola Zen, se que no tiene que ver con la entrada, pero te respondí en mi blog.

Saludos

viernes, febrero 08, 2008 5:09:00 a. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Anonymous Anónimo dice lo siguiente:

En este enlace, podeis escuchar al autor, Neil Gaiman, leyendo esta historia corta ( inglés)
http://www.youtube.com/watch?v=gqlutnHRA3I

viernes, marzo 07, 2008 10:28:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________

NORMAS PARA PUBLICAR COMENTARIOS:

Tu comentario tiene que estar relacionado con la entrada.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
No tiene que contener avisos publicitarios o enlaces hacia otros sitios con fines comerciales.

El comentario que incumpla alguna de las anteriores normas podrá ser eliminado.

Publicar un comentario

<< Pulsa aquí para ir a la página principal del blog (también puedes hacerlo pulsando en el título del mismo).

____________________________________________________________________________________________________________________