09 septiembre, 2008

No matarás

"A los seres humanos les gusta matar, ya sea matarse entre ellos o matar en lo profundo del bosque, a un inocente ciervo de ojos brillantes, a un tigre que ha cobrado una presa de ganado; atropellan deliberadamente con el automóvil a una serpiente que se halla en el camino, arman una trampa y en ella caen un lobo o un coyote.

Personas bien vestidas salen riendo provistas de sus valiosas escopetas y matan pájaros que recientemente estaban llamándose unos a otros. Un muchacho mata con su carabina neumática a un parlanchín grajo azul y los mayores que lo rodean jamás tienen una palabra de compasión, no lo reprenden, por el contrario, elogian su buena puntería.

Matar por lo que llaman deporte, matar para comer, matar por el país de uno, matar por la paz. No hay mucha diferencia entre estas cosas. Justificarlas no es la respuesta. Solo hay una: no matar.

En occidente, pensamos que los animales existen para el bien de nuestros estómagos o para satisfacer nuestro placer de matar o para nuestros abrigos de piel. En oriente se ha enseñado durante siglos y todos los padres lo han repetido: no mates, sé piadoso, sé compasivo.

Aquí, consideran que los animales carecen de alma, de modo que pueden matárselos con impunidad, allá, consideran que los animales tienen alma, de modo que los estiman y dejan que sus corazones conozcan el amor.

Comer animales, pájaros, es visto aquí como algo normal, como una cosa natural aprobada por la iglesia y por los anuncios comerciales, allá no lo es, y las personas reflexivas, religiosas, por tradición y cultura no lo hacen, pero eso también se esta acabando rápidamente.

Aquí siempre hemos matado en el nombre de Dios y del país, y ahora eso ocurre en todas partes. La matanza se esta extendiendo, casi de la noche a la mañana las antiguas culturas son dejadas de lado, y se nutren cuidadosamente y se fortalecen la eficiencia, la crueldad y los medios de destrucción.

La paz no está en el político o en el sacerdote, ni con el abogado o el policía. La paz es un estado de la mente, un estado que existe cuando hay amor." Jiddhu Krishnamurti

Etiquetas: , ,

ENTRADA CON 2 COMENTARIOS

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger Io dice lo siguiente:

Hola Zen,
Estaba leyendo los comentarios a la puesta en libertad de los 4 valientes de Igualdad Animal y he dado con tu blog.
Enhorabuena, tus ideas son como aire fresco y limpio. Por suerte cada vez somos más los que pensamos como tú.
Me encanta este artículo. Cabría preguntarse de dónde nos viene ese instinto sanguinario y cruel que hace que disfrutemos acabando con la vida. Los animales sólo matan para comer. Nosotros lo hacemos por deporte.
Conozco a un cazador. Es un buen hombre, amante de su familia, trabajador y culto. Y siempre me pregunto cómo es posible que disfrute haciendo algo así, disparando contra aves, zorros, ciervos... No alcanzo a comprenderlo.
Puede que, al final, acaben por prohibir los toros y, puestos a soñar, también la caza. Pero no dejará de ser un fracaso para nosotros haber tenido que recurrir a la prohibición porque no hemos sido capaces de evolucionar lo suficiente como para superar ese regusto por la violencia.

martes, septiembre 09, 2008 12:23:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger zen dice lo siguiente:

Hola io, encantado de que pases por este blog que aunque parece mío es de todos. Bienvenido.

Yo le doy muchas vueltas a lo que dice el antiguo libro del Génesis, tal vez tenga encerrada enseñanza sobre ello. En el paraiso no había dolor, todo era armonía. Aunque creo en Dios a mi manera, más como unas "normas humanas perfectas", que están en todos los seres humanos. El demonio serían todos esos pensamientos negativos que las contradicen.

Cultura y compasión parecen ir separadas. Creo que alguien puede ser muy culto en una cultura y un inculto en otra, ese cazador por ejemplo es un inculto dentro de la cultura del respeto.

Lo que dices es muy cierto, la prohibición es un fracaso, lo mismo que si la gente deja de comer carne por salud, aunque se haga sigue sin haber evolución en la empatía hacia los demás, y por lo tanto mañana se puede volver a lo mismo que fue ayer. Creo que la empatía hacia los demás como seres sintientes es lo más importante que tiene la humanidad puesto que sin ella todo es la barbarie, la ley del más fuerte con todas las consecuencias que ello conyeva. Pero la masa está preocupada en otras cosas, el tiempo pasa y se volverá a tropezar con la misma piedra que ayer. Todas las armas están cargadas... esperando.

Saludos.

martes, septiembre 09, 2008 6:02:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________

NORMAS PARA PUBLICAR COMENTARIOS:

Tu comentario tiene que estar relacionado con la entrada.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
No tiene que contener avisos publicitarios o enlaces hacia otros sitios con fines comerciales.

El comentario que incumpla alguna de las anteriores normas podrá ser eliminado.

Publicar un comentario

<< Pulsa aquí para ir a la página principal del blog (también puedes hacerlo pulsando en el título del mismo).

____________________________________________________________________________________________________________________