27 julio, 2006

Vida, placer, dolor y muerte

¡La lluvia es Dios! (V de Vendetta)No puedo ignorar la sangre ajena aunque no la vea, no es por morbo sino por consciencia, forma parte de mi. Todo ese dolor deliberado me crea una rabia de impotencia que hace que las risas se conviertan en burla cruel y en autocomplacencia. Sé que la muerte es la hija del dolor en un parto que puede dilatar el tiempo hasta el infinito, hasta el fin de la consciencia, sé que ese dolor se vivió y se está viviendo en algún lugar en este preciso instante, nuevamente ardo y mis ojos apagan esa llama. Es curioso observar como la vida se engendra con un placer casi cósmico y más tarde se la recibe con grandes dolores... ¿por qué la naturaleza no hizo que las mujeres parieran con placer?... es como si la naturaleza dijera: "tener hijos pero no demasiados" o "¡te engañé!", no sé... Mientras tanto nuevos fieles se incorporan a las filas del ejército de la vida en un mundo cada día más caótico por obra de sus padres, fruto de un proyecto de futuro. El futuro no existe, el no existir es muerte, proyectarse en el futuro es proyectarse en la muerte, es como aquella persona que nos dice o piensa que cuando se jubile o haga tal cosa su vida será mejor... suelo caer en este error, a veces se nos obliga. Proyectar nuestra vida en el futuro es la ilusión que nos hace seguir andando a rumbo fijo hacia el precipicio donde sucumbirá la humanidad.
Creo que después de la vida no hay más que gusanos que oxigenarán la tierra ultrajada y que las creencias que apoyan una continuación después de la muerte hacen que las personas esperen aletargadas algo mejor en el más allá sin valorar lo única e irrepetible que es la vida en la Tierra, tal vez por eso los grandes tiranos dicen ir de la mano de algún Dios. El bien debe nacer desinteresadamente, sin esperar nada a cambio ni siquiera en "otra vida". Y es que la mente es egoista, no quiere dejar de existir y ante la cruda realidad de una vida finita se proyecta sobre cosas, personas, creencias, ideologias, sobre el futuro, etc.. que le den la seguridad, siempre huyendo de si misma, huyendo de ese vacio individual pero común, buscando culpables a los que castigar fuera o buscando el sopor que produce sentir placer, un placer que nos sumerge en un estado de ignorancia ante el dolor haciendo que la mente olvide su mortalidad y crea ilusa tener una solución a su finitud, reforzandose el Yo que nos separa. La mente es alérgica a la consciencia del paso del tiempo porque es su talón de Aquiles, su "eterno" enemigo de viaje, su verdugo, tal vez por eso exista el aburrimiento, una especie de rechazo doloroso de la mente a reconocer la realidad de si misma. Creo que ese dolor lo venceremos sin miedo, aceptando nuestra muerte física y psíquica aquí y ahora, entonces resurgirá como el Ave Fénix un nuevo sentimiento con el que comenzaremos a valorar realmente la vida, tanto propia como ajena.
"La vida es la constante sorpresa de ver que existo." Rabindranath Tagore

Etiquetas: ,

ENTRADA CON 1 COMENTARIOS

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger Alcuin Bramerton dice lo siguiente:

Might it be true that quantum spirituality leads into the heart of godhead?

jueves, julio 27, 2006 10:35:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________

NORMAS PARA PUBLICAR COMENTARIOS:

Tu comentario tiene que estar relacionado con la entrada.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
No tiene que contener avisos publicitarios o enlaces hacia otros sitios con fines comerciales.

El comentario que incumpla alguna de las anteriores normas podrá ser eliminado.

Publicar un comentario

<< Pulsa aquí para ir a la página principal del blog (también puedes hacerlo pulsando en el título del mismo).

____________________________________________________________________________________________________________________