29 agosto, 2005

Bienvenido a "La Casa de la Duda"

Es tan inmenso el Universo que no se si tiene sentido denominarlo así, encerrarlo en 8 letras para poder manejar lo inmanejable, es como querer definir a Dios. No podemos ver la totalidad porque somos parte de ella, pero a pesar de ello el hombre de ciencia quiere verla, conocerlo todo. Dicen que "saber es poder" (Comte), tal vez por eso se investiga tanto, más allá de lo que podría hacernos felices como especie humana... Os recomiendo ver la pelicula "2001: Una Odisea del Espacio" (1968), una de las obras maestras del genio Stanley Kubrick: "Sois libres de especular acerca del significado filosófico y alegórico de '2001' ". Kubrick nos ofrece una visión sobre el despertar y el futuro del ser humano. A veces nos creemos que sabemos todo, deberíamos ser más humildes y admirar la vida y la muerte, la Naturaleza, la Tierra, la Luna, las estrellas.. como cosas superiores a nosotros y a lo que debemos respetar y amar desde lo mas profundo de nuestros corazones.

"Sólo sé que no sé nada". Sócrates

BIENVENIDO A "LA CASA DE LA DUDA"

Leyenda:
Mis comentarios
Mis textos
Textos ajenos

Enlaces

Etiquetas: ,

ENTRADA CON 5 COMENTARIOS

____________________________________________________________________________________________________________________


Anonymous josepedro dice lo siguiente:

wena zen resistiendo aca en chile veremos arder a babylonia locooooo , estamos saliendo de este puto ciclo y hemos despertao tio,coño,joder......jajajajajajaja ya locoooo desde chile asi pulentoso a deespertarrrrrr

jueves, septiembre 01, 2005 7:10:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger ZEN_ic dice lo siguiente:

eyyy tio!! jejejeje ¿que te has tomao??? yo tb quiero!!! jejeje

UN ABRAZO!!

viernes, septiembre 02, 2005 8:13:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger irantzu dice lo siguiente:

A veces, para conocer más a los blogueros, me voy a leer su primerisimo post... y eso hice hoy en tu blog...
Yo vi 2001, y la verdad es que me dejó un poco ¿¿¿???
Mi novio me la había super recomendado, y la vi, pero por más que me dejé llevar no le encontré un sentido, ninguno... mucha cosa junta, pero "un sentido"... yo no se lo vi... y aunque me digan que es una pelicula impresionante y obra maestra, a mí no me dijo nada... y ya cuando leí que el propio Kubrik dijo algo así como "si hay alguien que diga que entendió a cabalidad el significado de 2001, entonces quiere decir que hicimos un mal trabajo", dejé de darle vueltas... A veces se trata de eso: de que no se entienda.
Y como deducirás a raiz de ese comentario, soy de las que no duda en admitir que no entiende algo o no sabe nada; y es que es verdad... a veces creo que sé, y después el tiempo me demuestra que no, o que voy bien encaminada, pero no he llegado muy lejos. Y me encanta. Me encanta que quede mucho por ver y descubrir y aprender, aunque tb. me da miedo el poco tiempo que hay para hacerlo...
En fin, eso, un saludo! :)

miércoles, diciembre 20, 2006 12:07:00 a. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger ZEN dice lo siguiente:

irantzu!!! Que sorpresa encontrarte por las entrañas del blog :) espero que estés estupendamente. 2001 me encantó, es una pelicula profunda, da mucho que pensar y por eso me gusta, parece que tuviera misterios sin descifrar entre líneas. Hay por ahi una web que hacía un análisis de la pelicula mediante una animación flash, a ver si la pongo por ahi. Me alegro de haberte encontrado aquí, eres una curiosa de mucho cuidado jeje ;)

(Vine aquí a dejar un cuento que me acabo de encontrar para enriquecer la entrada.)

domingo, septiembre 16, 2007 11:31:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________


Blogger ZEN dice lo siguiente:

LA CASA DE LA DUDA.

Existió una vez, en un tiempo remoto, en un país cuyo nombre no consigo traer a la memoria, un lugar llamado “La Casa de la Duda”.

Cuando este establecimiento abrió sus puertas, la gente no sabía con qué iba a encontrarse. Los que acudieron a saciar su curiosidad se toparon con una vivienda amplia, apenas amueblada, que tenía por propietaria a una mujer muy anciana de ojos color océano y pelo blanco como la nieve. Corría el rumor de que aquella mujer de rostro apergaminado podía resolver los dilemas de cualquiera, fueran de la índole que fueran.

La gente comenzó a acudir a aquel lugar misterioso, que empezó a llenarse de dudas de todas clases: unas existenciales del tipo “¿Por qué yo, por qué a mí?”, otras más pequeñas, como de andar por casa, de las de bolsillo; algunas, relacionadas con el amor, de esas que se plantean a las sufridas margaritas. Otras, relacionadas con el poder o la riqueza.

Las dudas quedaban plasmadas de muchas formas. Podían exponerse de forma oral, habladas o como melodía, o permanecer recogidas por escrito; podían materializarse en cuadros, esculturas, fotografías u otro tipo de representación gráfica. El único pago que la anciana exigía a cambio de sus servicios era éste: conservar las incertidumbres para sí. La verdad es que la gente pensaba que era un precio muy asequible si a cambio se libraban de la pesada carga de la indecisión.

Así pues, todo el mundo llegaba con sus incógnitas a cuestas y salía libre de ellas. No era que se llevaran de este modo la solución a sus problemas, sino que no recordaban las preguntas que se formulaban en su mente cuando estos se presentaban: la ausencia de interrogantes hacía que la existencia se simplificase. Las personas eran más felices, se sentían más seguras.

La Casa de la Duda pronto fue conocida en casi todo el planeta y era frecuentada por gente de todo tipo, desde los de la más humilde condición hasta los hombres más poderosos de la Tierra, pasando por los sabios, que intentaban encontrar el cómo y el por qué de la existencia de semejante lugar, al que ya se le atribuían propiedades mágicas.

Pero todo tiene su fin, y la muerte alcanzó a la anciana regenta de la casa. Sus ojos de mar se cerraron para siempre y las miles de incógnitas que había recogido a lo largo de su existencia volvieron, entretejidas con el sueño, a sus respectivos propietarios.

Los sabios, después de mucho reflexionar, llegaron a la conclusión de que aquel desenlace era el mejor de todos. Nadie puede ni debe cargar con el peso de las dudas de los demás. El ser humano está concebido para cuestionarlo todo. Y así se enunció:

“La felicidad es efímera; la certidumbre, engañosa. Sólo vacilar es duradero.”

Fuente:
http://es.passado.com/blogEntry.aspx?entry_id=216746

domingo, septiembre 16, 2007 11:35:00 p. m.  

____________________________________________________________________________________________________________________

NORMAS PARA PUBLICAR COMENTARIOS:

Tu comentario tiene que estar relacionado con la entrada.
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
No tiene que contener avisos publicitarios o enlaces hacia otros sitios con fines comerciales.

El comentario que incumpla alguna de las anteriores normas podrá ser eliminado.

Publicar un comentario

<< Pulsa aquí para ir a la página principal del blog (también puedes hacerlo pulsando en el título del mismo).

____________________________________________________________________________________________________________________